revolucion socialEn estas semanas estamos viviendo acontecimientos que sin duda alguna marcarán un antes y un después en la historia de Túnez y Egipto y no cabe descartar que algún otro país del norte de África se vea contagiado por los efectos de esta revolución social. El análisis de la situación social, político y financiera que viven estos países y que han acabado en revuelta popular y derrocando al gobierno tunecino y poniendo en jaque al dictador Mubarak es amplio y complejo, aunque en la base de dichas revueltas está la falta de libertades básicas, la falta de trabajo,  la poca transparencia de sus gobiernos y la perdida total de confianza en sus dirigentes… y continuo hablando de Túnez y Egipto, por si alguno había pensado que estaba hablando de nuestro país…

Internet se ha convertido en un factor clave para el éxito que están teniendo estas revoluciones. A través de la red, los manifestantes se han organizado de tal forma que los unidades antidisturbios de los respectivos gobiernos no han podido contener las protestas ciudadanas que poco a poco se han extendido por los dos países. Twitter, YouTube o Facebook, por poner algunos ejemplos, han permitido que el mundo entero esté informado minuto a minuto del avance de las movilizaciones sociales y de las violaciones de los derechos humanos que se han cometido en estos días, como el caso del asesinato de varios manifestantes a sangre fría y sin justificación alguna. El gobierno egipcio, conocedor del poder que estos medios están teniendo en el desarrollo de los acontecimientos, dejó ayer a ciegas el país como último intento por paralizar la manifestación multitudinaria que se estaba gestando contra su gobierno. Es evidente que no ha conseguido el propósito que buscaba.

Realmente preocupados deberían estar los gobiernos de medio mundo, incluido el de nuestro país, ante los acontecimientos que se están produciendo. Internet permite canalizar toda la energía necesaria para levantar una revuelta social y que esta acabe consiguiendo la caída de un gobierno. Las sociedades ya están cansadas de la manipulación y corrupción que llevan a cabo aquellos que se llenan la boca cada día diciendo lo mucho que trabajan para que todos vivamos un poco mejor.

Cada vez queda menos para las elecciones generales en nuestro país, y los mismos que van a votar a favor de la Ley Sinde querrán utilizar la web para acercarse a una masa social que cada vez está un poco más lejos de su alcance. Nos veremos por aquí dentro de unos meses señores socialistas, convergentes y populares y ya pueden ir pensando como explicarnos lo de la Ley Sinde, el canon digital o los intentos de aplicar un nuevo canon a las comunicaciones que acabaremos pagando los de siempre…

Oscar Pin – Consultor TIC

Anuncios