censura-en-internetYa hemos comentado más de una vez en este blog que Google se ha erigido como uno de los mayores poderes de facto en la red y de hecho cada día que pasa se extiende más y más por otros negocios que poco o nada tiene que ver con el mundo de las búsquedas, aunque si hablas con Larry Page o Sergey Brin seguro que te encuentran unos cuantos argumentos con los que sostener su incursión en el mundo de las energías renovables o el desarrollo de vehículos eléctricos por poner un par de ejemplo. Como cualquier monopolio dentro de un mercado y Google lo es de facto en el mundo de los buscadores, a priori, el cliente final o usuario de sus servicios tienen muchos número de no salir especialmente beneficiado, aunque con Google es cierto que esta premisa no se cumple al 100% y la web 2.0 le debe mucho a esta empresa.

Ya hace unos cuantos meses que se viene hablando de la censura que aplica Google en sus búsquedas. El último movimiento en este sentido tiene que ver con la opción de autocompletado que puso en marcha el buscador el año pasado. Si empezáis a escribir palabras como bittorent, utorrent, megaupload por citar unas cuantas, de un día para otro a Google le ha entrado una especie de amnesia con términos relacionados con la compartición de ficheros y no sugiere absolutamente ninguna opción para estos términos. ¿El primer paso para bloquearlos directamente en el buscador? puede ser. Como empresa que es está en su derecho de tomar las políticas que crea conveniente en este sentido pero en este caso está mezclando churras con merinas: la compartición de ficheros entre dos o más usuarios siempre y cuando no sea con ánimo de lucro no es ningún delito y no debería aplicarse ninguna acción coercitiva al respecto.

¿Puede ser que Larry y Sergey tengan más información que la gran mayoría de los mortales y sepan algo que el resto ignoramos? Es evidente que sí, de otra manera no se entendería este cambio de opinión. Siempre han defendido la libertad de información en Internet y este movimiento, que digamos, no es que defienda precisamente esta postura. En definitiva, probablemente durante este año 2011 es muy posible que más de un país quiera poner en marcha su propia Ley Sinde y está claro que Google quiere cubrirse las espaldas ante posibles denuncias por facilitar la tarea de buscar…¿ficheros compartidos en la red? claro, que si están sujetos a derechos de autor podrían incurrir en un delito y un juez podría solicitar el cierre de la web, osea, el cierre de Google en ¿España?. La verdad es que cada vez que se analiza un poco más la Ley Sinde uno se da más cuenta de la inutilidad de la misma. Cuanto esfuerzo y dinero del contribuyente tirado a la basura señora Ministra de Cultura!

Oscar Pin – Consultor TIC

Anuncios