Joan-Chamorro-presenta-Andrea-Motis…pero realmente te lo ponen difícil!. La industria discográfica lleva años en pie de guerra contra las descargas ilegales que realizan los piratas vía Internet. Primero aclarar que el hecho de compartir ficheros entre dos o más personas y sin ánimo de lucro, al menos en España, de ilegal no tiene nada y las sentencias que se han dictado hasta la fecha así lo corroboran. Segundo, piratas, según la Real Academia de la Lengua Española, son aquellas personas que abordan barcos o secuestran aviones, así que tampoco me parece correcto, de hecho me parece insultante, que te llamen pirata por compartir ficheros vía Internet.

Una vez aclarados estos términos, vamos a ver un caso real en el que un compañero de trabajo ha estado dos días intentando comprar ( sí, sí he escrito intentando comprar!) un disco por varias webs de Internet.  El disco de jazz, Joan Chamorro presenta Andrea Motis, está a la venta en fnac.es pero tal y como podréis comprobar, solo en formato vinilo y no está claro que dentro del disco nos ofrezcan la oportunidad de descargar los temas en formato MP3 (cosa que hoy en día se ha puesto muy de moda). Una vez descartada esta opción, se buscó el disco en Amazon.com y claro está, el disco apareció sin muchos problemas. Al querer comprar el disco, Amazon.com muestra un mensaje informando que no es posible su venta fuera de las EE.UU, por lo que se realizó otro intento desde Amazon.co.uk . ¿El resultado obtenido? Pues resulta que el resultado fue el mismo que desde el site americano! nuestros compañeros comunitarios no nos permiten comprar según qué desde su web. Tendremos que esperar a que Amazon.es sea una realidad para poder comprar el disco…pero no, mi compañero, testarudo donde los haya, quería el disco ya y no iba a permitir que unos pequeños contratiempos le impidiesen disfrutar de él. Por lo que desoyendo algunas voces que ya le decían que lo descargarse de la mula, aprovechando la hora de la comida, decidió visitar una tienda offlline FNAC para comprar el disco. Sorpresa! se han agotado todos los ejemplares del disco y no saben cuando traerán más! la verdad es que empezaba a ponerse entretenida la situación. Al volver a la oficina con las manos vacías la gran mayoría de compañeros ya se decantaban por el formato descarga de la mula o spotify (donde también podemos disfrutar del disco). Finalmente, y después de mucho buscar ha encontrado otra tienda virtual, 7digital.com, donde sí ha podido realizar la compra y pagado vía PayPal.

Me ha parecido un ejemplo muy claro de lo que llevamos meses defendiendo en este y otros blogs sobre la evolución de la industria audiovisual para superar la crisis por la que está pasando. Mientras estos señores del sector audiovisual se dedican a ir llorando por los despachos de los ministros y utilizan toda su influencia para promover leyes cuanto menos inmorales y que tienen la desfachatez de llamar delincuentes, entre  otras lindezas, a sus clientes las personas que quieren comprar música que no está en la lista de los 40 principales lo tienen muy complicado. ¿Por qué un ciudadano español no puede realizar una compra de un disco en una web inglesa?¿No se supone que estamos en un mercado comunitario en el que pueden circular libremente personas y mercancías? Que pasa, que como está en formato digital puedo escurrir el bulto y pasarme la ley comunitaria por el forro de los …tobillos para cobrar lo que a mí me apetezca sin competencia alguna????

Luego se quejan los señores de la SGAE que la venta de discos ha caído y que todo es culpa de Internet…no hay más ciego que el que no quiere ver…

Oscar Pin – Consultor TIC

 

Anuncios