senado-españolGracias señoras y señores senadores y senadoras, diputadas y diputados y miembros del ejecutivo en general por estos últimos días en los que después de mucho tiempo me han hecho crecer como persona y ver el mundo de la política desde otra perspectiva. Muy amablemente nos han recordado a cada uno de nosotros que si no somos expertos en una materia es mejor estar callados. ¿A nadie le gusta escuchar sandeces, verdad señora Ministra? y claro, como ustedes siempre están velando por el bien general, pues nos han recordado que calladitos estamos mejor.

Cuanto ruido hacemos los incultos e indocumentados que nos da por comentar en Internet temas que creemos que nos afectan directamente y que realmente deberíamos dejar en sus manos para que no se produzcan injerencias externas que perturben el estado de sosiego, reflexión y paz interior que necesitan nuestras señorías antes de aprobar una moción en el Senado y así, con todas las garantías de un trabajo de asesoramiento e información previa, estudio de las necesidades reales y la redacción de  una enmienda de sustitución coherente y bien redactada, poder afrontar sin dilación sus jornadas laborales más cuando se están tratando temas tan importantes. Está claro que cuando una de sus señorías no puede asistir a un pleno del parlamento o del senado para una votación que a demás se prevé muy ajustada es siempre por un motivo de fuerza mayor que los ciudadanitos de a pié, con su gran incultura política de la que hacemos gala, no podemos llegar a comprender.

Que osados y temerarios hemos sido en expresar nuestra opinión al respecto sobre estos temas por correo electrónico. Que poco tacto ha demostrado el populacho al llenar las bandejas de entrada de sus señorías con unos cuantos miles de correo que han ido a parar a la carpeta de SPAM al ser considerados como correo BASURA, que menos podría esperarse. Como castigo ejemplar para que no se produzcan en el futuro hechos similares, metamos en las listas negras a todos estos energúmenos que se piensan que las cuentas de correo de los legisladores son como las cuentas de correo de los amigos o colegas a los que puedes enviar un correo comentando tal o cual cosa.

Gracias señorías por darnos está lección de democracia. Probablemente habrá que cambiar, o al menos adaptar, la definición que se hace de este término en wikipedia, al menos para que refleje mejor la democracia existente en nuestro país y que otros países puedan tomar ejemplo:

Democracia es una forma de organización de grupos de personas, cuya característica predominante es que la titularidad del poder reside en la totalidad de sus miembros, haciendo que la toma de decisiones responda a la voluntad colectiva de los miembros del grupo”

Pero claro, primero habría que entender como funciona la wikipedia para darnos cuenta que no es ningún sito fiable donde consultar nada ya que se construye a partir de las aportaciones desinteresadas ( o no ) de algunos individuos que igual son de esos que hacen ruido, envían correo basura y hablan sin conocimiento de causa. Segundo, aunque podamos estar más o menos de acuerdo con esta breve definición, la voluntad colectiva de los miembro del grupo la representan ustedes, ¿no es así?, ya que con nuestros votos en las urnas hemos decidido quien nos gobernará durante los próximos cuatro años y de este modo estamos delegando toda esa gran responsabilidad en unas cuantas personas sumamente capacitadas para desarrollar esta función que solo está al alcance de unos pocos elegidos que si que pueden hablar largo y tendido sobre cualquier materia.

Lo único, que…a falta de pecar de ignorante…yo me pregunto: si el sueldo que ustedes reciben cada mes, dietas aparte, y las asignaciones vitalicias que tendrán por haber desempeñado una función publica salen de los presupuestos del estado, que en gran parte se obtienen de los impuesto directos e indirectos que pagamos los ciudadanos de este país: ¿no creen que de vez en cuando, y aunque solo sea por hacer algo diferente, PODRÍAN MOSTRARNOS UN POCO MAS DE RESPETO, SEÑORIAS?

¿Pero quién se han creído ustedes que son? Están donde están porque nosotros: los que hacemos ruido, los que enviamos correo basura, los que comentamos su incompetencia en Internet, los que estamos sufriendo esta crisis y vemos como a parte de mantener peleas de patio de colegio en el senado y parlamento no hacen nada, NOSOTROS les hemos elegido a USTEDES, S-E-R-Ñ-O-R-I-A-S, de manera democrática. ¿En qué país democrático se manda callar a los ciudadanos, señora Ministra Gonzalez-Sinde? Pueden estar de acuerdo o no con la opinión que expresa el pueblo a través de los medios de los que dispone, pero no mandarlos callar y tratar de BASURA la opinión que expresan.

Ustedes sigan en los mundo de Yupi legislando a espaldas del pueblo y demostrándonos su menosprecio día a día, que la brecha que están abriendo con nosotros, esos que les votamos cada cuatro años, va a tardar en poder cerrarse lo más mínimo. Que vergüenza de país y que imagen más lamentable que estamos dando a nivel internacional. Somos uno de los primeros países que están legislando sobre el tema de la neutralidad y vamos a quedar retratados ante la opinión internacional como unos analfabetos digitales que lo único que buscan es hacer negocio a costa de los ciudadanos. ¿Tanto les molesta que tengamos un medido donde poder expresarnos libremente para querer controlarlo de esta manera mediante leyes sin sentido en las que pretenden convertir en delito la esencia misma de la red?

Son ustedes los que deberían escuchar un poco más a las personas de este país que saben un poco más sobre ciertas materias en la que están considerados expertos a nivel internacional y que aquí se mofan de ellos en el senado. Seguimos siendo un país de pandereta que durante unos años se pensó que pintaba algo en el mundo en general y en Europa en particular y que el tiempo ha puesto en su sitio: al final de la cola que es donde acaban los arrogantes que se piensan que lo saben todo.

Por cierto, las gracias son de verdad, Señorías: gracias por enseñarnos la clase de legisladores que tenemos en este país y lo mucho que nos queda por caminar hasta llegar a un estado democrático en el que se respete la opinión de los ciudadanos y no se les trate como BASURA.

Oscar Pin – Consultor TIC

Anuncios