tea-partyHace unos días tuvieron lugar las elecciones legislativas en Estados Unidos y como ya habréis escuchado y/o leído la victoria fue para el partido Republicano que representa al voto de la derecha y la ultraderecha en ese país. El Tea Party ha conseguido movilizar al electorado más radical y poner a sus representantes más conservadores en la cámara de representantes norte americana.

Entre otras cosas, el Tea Party está en desacuerdo con el concepto de neutralidad en la red, con los presupuestos del gobierno de Barack Obama en lo que se refiere a los apartados de investigación y desarrollo tecnológico como pueden ser los destinados a agencias como la NASA y mantienen una postura enfrentada a las soluciones OpenSource, está claro que las grandes corporaciones americanas tienen mucho que ver con todos estos argumentos.

En nuestro país parece que el gobierno actual sigue más de cerca los movimientos del Tea Party que las políticas más abiertas y “socialistas” del gobierno de Barack Obama. La Sr. Ángeles Gonzalez-Sinde y la Ley de Economía Sostenible quieren implantar un sistema extrajudicial para mantener el control sobre las webs alojadas en nuestro país y los lobbies de las empresas de telecomunicaciones presionan para acabar con la neutralidad de la red.

Que mal hemos empezado este siglo XXI, con recortes de derechos y libertades que estamos teniendo todos los ciudadanos de nuestro país para que unos pocos sigan llenándose los bolsillos a costa del resto de nosotros. Que poca libertad empresarial  y que poca visión de futuro que demuestran al defender a capa y espada modelos de negocio caducos y a los empresarios que nos han llevado a la situación de crisis actual. ¿Cómo puede ser que un gobierno socialista como el de nuestro país esté más cerca de posturas ultraderechistas como las que defiende el Tea Party que con la defensa de las libertades de los ciudadanos a los que debería representar?

La última gran demostración democrática de algunos diputados de nuestro país ha sido calificar de SPAM los correos electrónicos que varios miles de ciudadanos les hemos enviado los últimos días para que recapaciten sobre la ley Sinde. Claro que sí: la opinión del pueblo es BASURA que hay que enviar a la carpeta de SPAM y banear las IPs por si acaso quieren volver a incordiar a sus señorías. Esto es democracia y lo demás son tonterías.

Oscar Pin – Consultor TIC

Anuncios