stop-ley-sindeBajo el paraguas de la Ley de Economía Sostenible, en su disposición final segunda, conocida popularmente como Ley Sinde, se ha metido con calzador el mayor atropello a las libertades civiles de nuestro país que se haya visto hasta la fecha en lo que a Internet se refiere. La Ley Sinde pretende crear una comisión que evalúe los casos de webs en las que presuntamente se están realizando actividades ilegales y proceda a su cierre sin que un juez dictamine un cese cautelar de la misma. ¿Y todo esto a qué responde? Bien, todo esto responde a los grupos de poder que hasta la fecha se están llenando los bolsillos y están viendo peligrar el hecho de cobrar cánones ilegales y comisiones por hacer de intermediarios entre los consumidores del mundo del arte (nosotros) y los artistas que crean este arte para la sociedad en general.  ¿Quienes están en estos grupos de poder? Pues desde las sociedades que gestionan los derechos de autor hasta las empresas discográficas y multinacionales del mundo del cine que alegan pérdidas desorbitadas a causa de la piratería.

El pasado mes de octubre el Tribunal de Justicia de la Unión Europea sentenció como abusivo el canon que actualmente se está aplicando en nuestro país a todos los dispositivos capaces de almacenar datos digitales y que convierte automáticamente en “piratas” a particulares, profesionales y empresas por el simple hecho de haber comprado uno de estos dispositivos y por lo tanto tienen que pagar un suplemento para compensar los posibles usos ilícitos que se puedan realizar con ellos. Por ahora los beneficiados de esta sentencia son los profesionales y empresas que tienen todo el derecho a reclamar las cantidades cobradas de forma ilegal, aunque esperamos que en un futuro no muy lejano el Tribunal de Justicia de Unión Europea acabe declarando abusivo todo el canon.

Esta no es la primer vez que el gobierno de nuestro país recibe un toque de atención con respecto al tema de la protección de los derechos de autor y las sociedades en las que ha “delegado” su gestión. En el año 2008 la Comisión Europea puso fin al monopolio que ostentaba la SGAE en nuestro país prohibiendo taxativamente que esta sociedad fuera la única que gestionara los derechos de autor en España.

Que triste que tenga que ser un organismo supranacional el que nos diga lo mal que estamos haciendo las cosas  una y otra vez cuando los ciudadanos de la calle y los gurús que tenemos en nuesto país lo están gritando a voces desde hace años. Como dice nuestro refranero popular: “no hay mayor ciego que el que no quiere ver“, señora ministra de cultura!.

Que los artistas tienen derecho a ver recompensado su trabajo no lo niega nadie. Que toda una red de intermediarios que a ciencia cierta nadie sabe qué valor aportan al producto final y quieran seguir aprovechándose de nosotros se tiene que acabar. Que la ministra de cultura no quiera escuchar a los ciudadanos a los cuales representa y nos tache de ruidosos ya es intolerable. Un poco más de respeto Sra. Gonzalez-Sinde a los ciudadanos que expresamos libremente nuestra opinión en un medio como este: Internet, aunque a usted y otr@s amig@s suyos les guste más que puedan cerrarnos la boca cuando lo estimen oportuno con la escusa que alguno de los enlaces que aparezcan en la web acaba teniendo protegido los derechos de autor.

En wikipedia y red-sostenible.com podéis encontrar una entrada con mucha más información relacionada con este tema con la que espero podáis valorar por vosotros mismos de forma objetiva el tema tratado en este post.

Oscar Pin – Consultor TIC

Anuncios