ecommerceEl pasado jueves aparecía publicada en el diario digital europapress.es un fragmento de las declaraciones que el director general de Google España hizo en el vigésimo quinto Congreso AECOC, en las que este último aseguraba que “la demanda potencial en el ámbito del comercio electrónico está por encima de la oferta existente en este momento en España” pronosticando un incremento del 35% del comercio en al red para el 2011. En la actualidad este tipo de comercio mueve cerca de 7.700 millones de euros al año solo en nuestro país.

Las palabras de Javier Rodríguez Zapatero vienen a corroborar la postura que siempre se ha defendido desde este blog: en Internet existen muchas más posibilidades de negocio aparte de las que podrían considerarse puramente de marketing. Hoy en día, el hecho de tener un site en el que presentamos nuestra empresa al mundo y en la que exponemos nuestra gama de productor y/o servicios ya no es suficiente, es más, empieza a ser algo casi tan obligatorio para cualquier empresa o profesional como el hecho de tener un teléfono de contacto, un tarjeta de visita o un portfolio de la empresa en formato físico.

Internet pasa de ser un medio de comunicación a ser un fin por si mismo. Tanto si decidimos crear nuestro propio comercio online como si decidimos crear una nueva linea de negocio aprovechando las ventajas de este canal, tenemos que ver Internet como una oportunidad que se nos presenta para llegar a un amplio numero de clientes que de otra manera sería imposible hacerlo, bien por motivos económicos, logísticos o simplemente porque el volumen de ventas que tendría en el mundo offline no compensaría la inversión realizada.

Aunque desde algunos sectores se intenta cuestionar continuamente el coste real de abrir un negocio online y de los peligros que existen en la red a la hora de realizar transacciones económicas, desde aquí quiero animar nuevamente a todos aquellos empresario, profesionales y emprendedores que se informen de lo que realmente cuesta iniciarse en este mundo del comercio virtual (que al final acaba siendo tan real como el comercio fuera de Internet) y de las estadísticas oficiales que existen sobre el fraude en las operaciones económicas realizadas a través del e-commerce.

Oscar Pin – Consultor TIC

Anuncios