La empresa de logística MRW ha presentado un nuevo servicio a sus clientes que permite la recogida de los productos comprados en Internet en su red de franquicias. Actualmente esta compañía cuenta con más 600 franquicias en nuestro territorio y según datos de la propia empresa, el 90% de los españoles están a menos de cinco kilómetros de alguna de estas oficinas.

Si tenemos un negocio en Internet de venta de artículos, uno de los problemas más habituales es cuadrar las franjas de entrega de los productos con la disponibilidad de los clientes, teniendo en muchos casos que desplazarse el propio cliente a oficinas que no están precisamente al lado del casa para poder recoger una compra realizada en la web. Con este servicio, la compañía MRW pone a nuestra disposición, como tienda online, toda su red de oficinas con lo que el cliente podrá seleccionar aquella que quede más próxima de su casa o de su trabajo, siendo un punto de valor añadido muy a tener en cuenta para nuestro negocio.

Es de esperar que otras empresas logísticas sigan el mismo camino y puedan poner la totalidad o al menos una parte importante de su infraestructura de oficinas al servicio de las empresas que operan en Internet. Esto permitiría tener una red de distribución muy importante dentro del territorio español (y esperemos que cunda el ejemplo en otros países) siendo un claro ejemplo de beneficio mutuo dentro del mundo empresarial: ganan las empresas logísticas al tener una nueva linea de negocio que les permitirá tener más ingresos maximizando la operativa de sus estructuras fijas, ganan las tiendas online al poder ofrecer mejores servicios a sus clientes lo que debería repercutir en un incremento de ventas (y teóricamente también un incremento de beneficios) y finalmente ganan los clientes que utilizan estos servicios al poder recoger las compras hechas en Internet de una forma más cómoda.

El tema de si repercutir los costes de este servicio al cliente final o asumirlo como empresa a costa de reducir el margen comercial ya dependerá de cada negocio. Un ejemplo de ello es Amazon que a través de su filial inglesa ya realiza envíos gratuitos a España siempre que el pedido sea superior a 25 Libras (unos 28,6 euros). Aunque no muchas empresas pueden compararse con el volumen de negocio de Amazon si que podemos tener en cuenta su política de recargos y mirar de adaptarlas en la medida de lo posible a nuestro negocio.

Oscar Pin – Consultor TIC

Anuncios