Esta semana podíamos leer en el diario Expansión una noticia en la que se comentaba que las tiendas outlet en Internet están de moda. Este mercado mueve en Europa cerca de 3.000 millones de euros al año de los cuales aproximadamente 250 millones son en el mercado español, cifra a tener muy en cuenta si estamos pensando en arrancar un negocio online.  A esto hay que sumar las tiendas online que han abierto recientemente como es el caso del grupo Indetex y una de sus empresas: Zara. Aunque el público objetivo es distinto, está claro que cierto grupo de consumidores accederán indistintamente tanto a tiendas online de tipo outlet como a tiendas online que no lo son.

Pero, ¿quién sale ganando con todo esto?. En primer lugar está claro que el consumidor: cuanta más oferta haya en el mercado online más competencia existirá y esto debería promover precios más ajustados u otras acciones encaminadas a fidelizar cierta masa crítica de clientes. En segundo lugar las marcas fabricantes tienen un nuevo canal para poner en circulación excedentes de temporadas pasadas y mejorar sus cuentas de resultados. En tercer lugar las empresas de servicios TIC que dan soporte a estas empresas online que se dedican al segmento de moda outlet  en Internet. En función del capital del que dispongamos para invertir en el negocio podremos subcontratar todos los servicios,  sólo una parte de ellos como el alojamiento o el desarrollo de la tienda online o si disponemos de recursos suficientes integrar estos sistemas en nuestras propias instalaciones; aunque existen soluciones en el mercado que nos permiten tener una tienda online a un coste realmente bajo. Si no disponemos de un local para almacenar el genero y no hemos llegado a un acuerdo con el mayorista (en el mejor de los casos nos cobrará por mantener un stock en sus instalaciones) tendremos que comprar o alquilar un local (a no ser que ya dispongamos de uno propio, claro). Aquí es evidente quien gana con la operación. El mercado en el que queremos trabajar (local, nacional, etc) marcará significativamente el tema de la logística y del transporte, haciendo que empresas de servicios de este sector también hagan negocio. No deberíamos olvidarnos de las entidades bancarias o de crédito que cobrarán sus comisiones por permitirnos realizar cobros con tarjeta o ser intermediarios que nos garantizarán las operaciones como es el caso de PayPal. También ganan las empresas de seguros: si tenemos un local con genero lo más probable es que queramos tener algún seguro por si nos roban o se produce un incendio o inundación.

Como hemos visto en el párrafo anterior, de entrada existe un grupo importante de sectores y empresas de servicios que ganan con la proliferación de tiendas online dedicadas al mundo del outlet. El estado español y las comunidades autónomas también ganan a través de los impuestos que aplicarán a estas empresas. ¿Y nosotros como emprendedores de un nuevo negocio no ganamos nada con todo esto?. La pregunta no tiene fácil respuesta. Está claro que si todos los negocios funcionaran en Internet todo el mundo dejaría lo que está haciendo para montar el suyo propio y montarse en el dolar. Pero no nos engañemos, una cosa es que con un presupuesto muy inferior al que nos costaría montar un negocio en el mundo offline podemos fácilmente crear una tienda virtual en Internet y en pocos días ofrecer un producto o servicio y otra bien distinta es que nos hagamos ricos de la noche a la mañana por montar un negocio en Internet.

Os recomiendo leer el libro Gratis, el futuro de un precio radical de Chris Anderson en el que se realiza un análisis muy bueno de los distintos tipos de negocio en la red. Estoy seguro que os aportará más de una idea y os ayudará a entender, por ejemplo, porqué no tiene sentido que los periódicos online cobren para por leer las noticias.

¿Fomentar y promover los negocios en la red? Por supuesto, es una muy buena alternativa a tener en cuenta si queremos inciarnos en el mundo empresarial o si estamos buscando nuevos canales de venta para un negocio que ya tenenemos en el mundo offline. Al igual que sucede fuera de Internet, la innovación y la diferenciación del resto de nuestros competidores es lo que marcará la diferencia y en muchos casos la supervivencia del negocio.

Oscar Pin – Consultor TIC

Anuncios