videoconferenciaUn estudio realizado por la empresa AMI-Partners revela que las PYMEs de Estados Unidos utilizan cada vez más la videoconferencia como sistema para realizar reuniones con asistentes que se encuentran a cierta distancia y que de otra manera obligaría a realizar viajes que en el mejor de los casos nos harían perder entre una mañana y un día entero. Por ahora, las soluciones gratuitas son las que tiene mayor implantación aunque se pierda cierta calidad en la imágenes que se emiten.

Y en nuestro país, ¿cómo llevamos el uso de la videoconferencia? pues aunque parezca lo contrario, somos uno de los países de la Unión Europea que más utiliza la videoconferencia para realizar reuniones, formaciones o asistencia remota. Un artículo publicado en Network World en 2009 indicaba que el 38% de los directivos españoles utilizaban o tenían previsto utilizar las videoconferencias como parte de su actividad profesional. Y es que los beneficios son claros: ante un coste de implantación que en algunos casos puede ser prácticamente 0, el ahorro en gastos de transporte, dietas y alojamiento y la consecuente pérdida de tiempo hacen de este sistema de comunicación una solución muy buena sobre todo en tiempos de crisis.

Con esto no quiero decir que las visitas comerciales o los servicios técnicos insitu a los clientes sean cosa del pasado, pero con herramientas como TeamViewer o Mikogo (por poner dos ejemplos) tendremos la sensación de estar realmente manteniendo una reunión de trabajo o dando una formación sin movernos de nuestra mesa. Este tipo de herramientas nos permiten, ver y oír a los asistentes, ver y compartir sus escritorios, mostrar una pizarra en la que podremos realizar anotaciones, realizar transferencia de ficheros entre los asistentes a la reunión o formación, grabar y reproducir sesiones, etc. Ambas aplicaciones tienen una versión gratuita que incluyen la mayoría de las opciones comentadas, aunque si se va a realizar un uso comercial, en el caso de TeamViewer, se debería adquirir una licencia del software.

He estado realizando varias pruebas con ambas aplicaciones y TeamViewer está más orientada a la videoconferencia clásica donde nos aparece una ventana con la imagen de los participantes y no tenemos restricciones para emitir audio, en cambio Mikogo potencia mucho más el hecho de compartir escritorios, la gestión del control remoto y que es completamente gratuito. Tiene disponible la opción de realizar una llamada a un número de teléfono 902 para realizar conferencias de audio o instalar un plugin de skype y utilizar de forma gratuita este popular soporte de videoconferencia.

Oscar Pin – Consultor TIC

Anuncios