ZaraZara, la empresa lider del grupo Inditex, ya tiene una tienda online en Internet desde la que se podrán comprar todos los productos que de forma habitual están disponibles en sus tiendas físicas. Podremos comprar en esta tienda virtual desde España, Portugal, Francia, Italia, Alemania y Reino Unido. Los precios de los productos serán los mismos que tienen actualmente el resto de tiendas de la cadena Zara pudiendose realizar el pago de las compras mediante tarjeta de crédito o débito, PayPal y Affinitty Card. Se cobrará un suplemento de 3,95€ por el envío de la compra a casa dentro de las 48-72 horas siguientes existiendo una modalidad express con un coste de 5,95€  y de 9,95€ si el pedido se envía a las Islas Canarias. También existe la opción de pasar a buscar el pedido por alguna de las tiendas del grupo, aunque tendremos que esperar de 3 a 5 días para ello.

Por un lado me parece una magnífica idea que empresas como Zara se decidan a dar el paso y abrir una tienda online, esto debería animar a otras empresas del sector a seguirles, no olvidemos que empresas como Mango o la cadena francesa Promod, por poner dos ejemplos, llevan vendiendo en Internet desde hace años. Otra cosa es el tema de las políticas de precios. Teniendo en cuenta la reticencia que aún existe hoy en día para realizar compras por Internet, si no ofrecemos alicientes a los potenciales clientes, es complicado que este nuevo canal llegue a tener un volumen de ventas significativo para la compañía. Porque una cosa es no querer restar ventas a las propias tiendas y ganar nuevos clientes que de otra forma no hubiesen comprado en Zara y otra cosa es no apoyar al 100% un nuevo proyecto de la compañía. ¿Tantas perdidas tendría Zara si los precios en Internet fueran más ajustados y contaran como un punto a favor del nuevo canal de ventas?

Lo que más me ha sorprendido han sido las palabras de la Sra. Elena Carasso, Directora de Operaciones de Mango, diciendo que: El mito que se puede vender por Internet sin inversión no es verdad: tenemos un stock real, un personal real, una atención al cliente que es importantísima y todo esto son costes. Es evidente que abrir un nuevo canal de venta tienen unos costes asociados, pero lo que también es evidente es que en Internet estos costes deberían ser muy inferiores al de la apertura de una nueva tienda en el mundo offline…y sino es así es que algo ha fallado de inicio ya que una de las ventajas de las tiendas online es precisamente la reducción de costes para su puesta en marcha. Las palabras de la Sra. Elena Carasso me han parecido desafortunadas ya que muchas pequeñas y medianas empresas de nuestro país que puedan estar pensando en llevar a cabo proyectos similares pueden desanimarse al oir este tipo de declaraciones. El mundo del Opensource ofrece multiples opciones para arrancar proyectos de este tipo con una inversión incial pequeña, otra cosa es que se decida echar la casa por la ventana y luego se intente maquillar diciendo que los costes del proyecto son cuantiosos.

Oscar Pin  – Consultor TIC

Anuncios