Telefónica ganó 7.776 millones de euros en 2009, un 2,4% más que en 2008 (noticia publicada en el mundo.es el 26/02/2010)

Telefónica obtuvo unos beneficios netos de 7.590 millones de euros en 2008 (noticia publicada en la vanguardia.es el 26/02/2009)

Telefónica tuvo un beneficio neto en 2007 de 8.900 millones de euros un 42,9% más que en 2006 (noticia publicada en la vanguardia.es el 28/02/2008)

Telefónica obtiene un beneficio de 6.233 millones de euros en 2006 un 40% más que en 2005 (noticia publicada en el país.es el 01/03/2007)

Sres de Telefónica:

Ahora resulta que después de años con unos beneficios espectaculares nos dicen ustedes que el sistema no es sostenible y que tenemos que pagar más por el uso que hacemos de Internet. ¿Qué argumento utilizan? Pues que por culpa de un 5% de los usuario y de la previsión de crecimiento en el uso de las redes de comunicaciones, sobre todo las de telefonía móvil, el sistema está a punto de saturarse y no se puede garantizar un buen servicio. ¿Y por culpa de un 5% de media, el 95% restante de los usuarios tenemos que  pagar las consecuencias?¿Por qué no proponen que al grupo mayoritario de usuarios les harán un descuento en factura y la penalización se realizará sobre el resto? Porque lo que realmente quieren es seguir cobrando lo mismo pero ofreciendo menos servicios y si quieres volver al status quo actual tendremos que pagar más.

Sr. Juan Linares, Consejero Delegado de Telefónica: sepa que los clientes de los bienes y servicios que ofrece su empresa (esos que pagamos religiosamente la factura cada mes y que han ayudado a generar los beneficios que ustedes tienen año tras año)  estamos artos que nos tomen el pelo.  ¿Cómo puede ser que diga que el sistema tiende al colapso y que hay que hacer algo para regular el tráfico en la red y sigan con su sistema de tarifas planas? ¿Pero no ve lo incongruente de la situación? Por un lado las infraestructuras dentro de unos años no podrán garantizar la calidad de los servicios que tenemos hoy en día y para mejorarlo lo mejor es seguir ofreciendo tarifas planas cada vez más baratas ¿no? Si, opción muy inteligente. “Lleguemos al punto de saturación lo antes posible no vaya a ser que nuestros clientes se den cuenta del camelo!” es lo que deben pensar en sus reuniones estratégicas en las que plantean escenarios futuros para la empresa.

Por suerte para nosotros (esos que pagamos religiosamente la factura cada mes) las cosas han cambiado mucho durante la última década y el acceso a la información, el debate y la capacidad de organización de la que disponemos hoy en día nos permite hacerles frente en condiciones más igualitarias.  Telefónica ya no es la única empresa de telecomunicaciones del país, y si quieren ser competitivos demuestren que son los mejores, y no vayan llorando a los políticos y sus clientes diciendo lo desgraciados que son! Ustedes son los que han ofertado unas tarifas planas que ahora resulta que no son rentables. ¿Y la inversión en infraestructuras que deberían haber hecho durante todos estos años? ¿Y los modelos de previsión de crecimiento de las redes de comunicaciones en función de la demanda futura?  ¿Dónde está todo el trabajo de mejora continua que se exige a una empresa como Telefónica? Y sí, digo exigir porque como cliente exijo una serie de explicaciones!

Las comunicaciones no son un bien escaso como nos intentan vender, se han equivocado de negocio, sus amigos de Repsol han sido más listos, pero las comunicaciones no señores, no es “algo” que en 100 años, al ritmo actual desaparecerá.  Hablamos de un bien que juega con las nuevas reglas de mercado de la abundancia y no de la escasez como ocurría en el pasado. Los equipo de comunicaciones, y en general todo el mundo TIC, dobla sus capacidades cada año y medio, ¿ le suena la Ley de Moore, Sr. Linares? Entonces, ¿Qué clase de patraña nos están vendiendo? ¿Quieren cambiar las tarifas que tienen actualmente? Está claro que como empresa pueden ofertas los productos al precio que crean conveniente, sino interesan igual la competencia tiene mejores ofertas. Por supuesto recuerden los millones de contratos firmados que tienen con nosotros, sus clientes (esos que pagamos religiosamente la factura cada mes) si resulta que han decidido cambiar las reglas de juego no dude ni por un instante que promoveremos todas las acciones legales necesarias para que no se salgan con la suya.

Por una vez, esperemos que los políticos en general y los de nuestro país en particular sepan estar a la altura de la situación y no se dejen llevar por el instinto depredador de las grandes empresas que llevan años intentando controlar Internet.

Cuando las empresas como Telefónica entiendan el nuevo modelo de negocio que subyace en Internet todos seremos un poco más felices, ellos porque seguirán (o en algunos casos volverán) a tener beneficios y nosotros porque seguiremos teniendo un lugar donde poder expresarnos libremente y esperemos que como ya sucede en algunos países se considere un derecho constitucional del ciudadano.

Oscar Pin – Consultor TIC

Anuncios