Windows 2000 Server y Windows XP SP2 han dejado de tener soporte por parte de Microsoft desde el pasado día 13 de Julio. Esto implica que será necesario instalar la versión 3 de Service Pack para Windows XP y migrar a una nueva versión de Windows 200x Server.

Es evidente que después del fracaso comercial de Windows Vista y de la tibia acogida que ha tenido su sucesor Windows 7, tanto entre particulares como entre las empresas, Microsoft debería realizar una profunda reflexión y analizar por qué se prefiere pagar un extra por instalar Windows XP en un ordenador nuevo antes que “sufrir” las consecuencias de utilizar Windows Vista o Windows 7. He tenido durante 2 años instalado en mi portátil Windows Vista y no puede decirse que esté precisamente contento de los resultados.

Apple cada día que pasa gana más cuota de mercado entre los usuarios que ven en Mac un sistema que tiene todo aquello que no tiene Windows. Como muestra, durante el año 2009 Apple incrementó un 29,4% su cuota de mercado según un informe publicado en AppleInsider. Aunque es cierto que las distintas distribuciones de Linux que se han creado claramente orientadas para ser instaladas en PCs y portátiles no acaban de encajar entre los usuarios finales, los que apostamos por los sistemas OpenSource, tenemos muy claro que es cuestión de tiempo que también se empiecen a ver como una alternativa fiable para estos entornos. Esto mismo ya ha sucedido durante la última década con las distribuciones de Linux para servidores, pasaron de ser entornos baratos para realizar tests (y no tener que pagar licencias de Unix) a ser el core de muchos centros de procesamientos de datos.

Señores de Microsoft, ¿cuándo dejaremos de asociar Windows con las palabras problemas, bajo rendimiento, y decepción?. Miren un momento al pasado y hablen con el equipo que participó en la creación de Windows XP si es que todavía queda alguien de aquella época en su empresa. Piensen en por qué, a dia de hoy, la inmensa mayoría de usuarios de Windows XP no se plantean cambiarlo aunque se queden sin soporte. Por qué estos usuarios siguen aferrados a un sistema operativo de hace una década y por más versiones de Windows que lanzan al mercado no consiguen cambiar esta idea entre los que cada día, y durante muchas horas, tenemos que hacer uso de un ordenador. Apple se puso las pilas en su momento y desde hace unos años, las distribuciones de Linux son cada vez más amigables, eso sin contar el tema del coste que representa el pago de licencia frente a las soluciones OpenSource…ustedes sabrán cómo dirigir su corporación y las cifras que presentan a sus accionistas, pero está claro que si no se produce un cambio drástico, su futuro empieza a tener fecha de caducidad…

Oscar Pin – Consultor TIC

Anuncios