Como consultor independiente estoy dado de alta en varias web que me informan prácticamente a diario de las nuevas ofertas que publican en las cuales buscan profesionales del sector tecnológico. Desde hace unos meses la demanda de especialistas en SEO y SEM se ha incrementado considerablemente lo que a priori debería ser una buena noticia para todos aquellos profesionales que se dediquen al mundo de las tecnologías de la información relacionadas con Internet.

La sorpresa viene al ver el detalle de la oferta. Lo primero que sorprende es el requisito imprescindible de posicionar la web ofertada en las primeras posiciones de todos los buscadores (algunos anunciantes se conforman con todos los buscadores “de uso más común”). Lo segundo es que en muchos casos esto se quiere realizar sobre herramientas tipo joomla!, drupal, oscommerce, etc que ya de por sí generan un código optimizado para los buscadores, aunque puede ser mejorado dedicando unas cuantas horas de trabajo. Por último está la propuesta económica que acompaña la oferta que directamente es lamentable y que ha ido descendiendo a medida que se ha incrementado la demanda de profesionales expertos en SEO y SEM (cosa que de entrada parece bastante incomprensible).

A falta de ser calificado de corporativista y de defender al sector de los profesionales que nos dedicamos al mundo TIC en contra del resto de empresas y autónomos, que una página web, en sus distintas modalidades, aparezca mejor o peor posicionada en un buscador no es una tarea sencilla que se realice en un “ratito”. Es cierto que hay empresas de servicios TIC que ofertan esto tan alegremente. Algunas, al leer la letra pequeña o tener una primera toma de contacto con ellos ya te dejan entrever que la cosa no es tan fácil. Otras directamente engañan al cliente asegurando que en pocos días aparecerá en las primeras posiciones de los principales buscadores.

Desde que estalló la burbuja empresarial de las tecnologías relacionadas con Internet, el sector a quedado seriamente tocado y de eso hace ya casi diez años. Si le sumamos el alto nivel de intrusismo que existe en el mismo (¿quién no tiene un amigo o familiar que te realiza el mantenimiento del ordenador de forma gratuita o por cuatro duros?) el tema se complica seriamente. Es evidente que en tiempos de crisis todo el mundo presiona por donde puede, pero si queremos un trabajo bien hecho, de calidad y que no tengamos la sensación de que hemos pago por nada, tenemos que ser serios como empresa y contratar a profesionales cualificados, y eso es evidente que tiene un precio; lo otro es buscar duros a cuatro pesetas y que poco valor van a aportar a nuestra empresa.

Oscar Pin – Consultor TIC

Anuncios