Uno de los mayores problemas a los que se enfrenta una empresa es la pérdida de datos de sus sistemas de información. A esta perdida de datos están expuestas tanto las pequeñas y medianas empresas, como las grandes multinacionales o los autónomos que tienen su oficina o despacho en su casa. En función de los recursos de los que dispongamos plantearemos una serie de estrategias con el fin último de poder recuperar el correcto funcionamiento de nuestra empresa en el menor tiempo posible ante una perdida parcial o total de datos.

No hace falta pensar en grandes ataques informáticos producidos por hackers que quieren entrar en nuestros sistemas informáticos cuando hablamos de poner en marcha unas mínimas medidas de seguridad en nuestros sistemas. De hecho, la mayor parte de las acciones que provocan la perdida de datos de en los sistemas de información de una empresa se producen desde dentro de la misma empresa, bien por un error humano a la hora de manipular cierta información o bien por un acto deliberado se sabotaje con el único fin de causar daño a la empresa, lo que en algunos casos puede traducirse en una para total de la producción y muchas horas extras para poder ponerse al día. Está claro que existen otros hechos fortuitos que también pueden provocar esta perdida de datos, como una subida de tensión eléctrica, una inundación o incendio o simplemente que algún componente de los discos duros en los que almacenamos los datos deje de funcionar.

Como vemos, hay varios frentes que deberemos abordar si queremos tener una estrategia de recuperación de nuestros sistemas que cubra la mayor parte de los casos. Aunque hoy en día existen soluciones muy baratas con las que podremos tener recuperados nuestros sistemas en un tiempo más que adecuado, en función de la disponibilidad que queramos tener en nuestros servicios, cuantos de estos servicios son críticos para la empresa y los elementos TIC que dan soporte a estos servicios harán que la inversión se incremente considerablemente. 

A modo de resumen deberemos tener definida una estrategia de backup de los datos más sensibles para la empresa. Deberemos comprobar que estas copias de seguridad se realizan correctamente y comprobar periódicamente que es posible restaurar los datos en caso necesario. Realizaremos un inventario de los servicios básicos que deberían estar funcionando siempre y qué elementos TIC necesitamos para ello. Definiremos unas políticas de seguridad que garanticen unos  mínimos respecto a la gestión de contraseñas o acceso a información sensible.

Como siempre, la recomendación es ponerse en contacto con un profesional del sector si vemos que no somos capaces de llevar a cabo un proyecto de este tipo. Antes de pensar que este gasto no es necesario para su empresa, piense por un momento que sucedería si perdiera la información que necesita para que su empresa funcione con normalidad y se diera cuenta que no tiene posibilidad de recuperarla…no hace ninguna gracia pensar en esto, ¿verdad? pues es algo a lo que por desgracia, están expuesta una gran parte de nuestras Pymes y autónomos por falta de inversión en sus sistemas tecnológicos y de información.

Oscar Pin – Consultor TIC

Anuncios