En la edición del Los Angeles Times del pasado 24 de junio podíamos ver una foto, cuanto menos curiosa, del presidente de los USA Barack Obama y del presidente ruso Dmitry Medvedev comiendo en una hamburguesería. Durante unos días, Dmitry Medvedev ha estado visitando múltiples empresas de Silicon Valley con la finalidad de crear un centro de negocios a las afueras de Moscú en las que convivan empresas punteras del sector TIC con nuevas startup y puedan aprovecharse mutuamente de las sinergias creadas.

Evidentemente, el Sr. Medvedev visitó la sede central de Twitter en la que tuvo oportunidad de crear su propia cuenta en esta red social que está tan de moda y poder así mantener informados casi en tiempo real a sus seguidores más fieles.

Esto último no es ninguna novedad desde hace ya algunos años. Hoy en día es muy habitual tener una cuenta en al menos una red social, ya sea de carácter lúdico o de carácter profesional, pero el hecho de mantener a la comunidad de Internet más o menos informada de nuestra vida es algo que tratamos con cierta normalidad y ahora que llegan las vacaciones deberíamos ser cautos en este sentido. Los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado recuerdan, como cada año, la importancia de seguir ciertas pautas para evitar sorpresas muy desagradables al volver de unos días de vacaciones como es el hecho de que los amigos de lo ajeno entren a robar en nuestras viviendas o negocios. Desde hace un tiempo, las medidas preventivas en la red también se han de tener en cuenta por este mismo motivo y deberíamos cuidarnos muy mucho de explicar públicamente ciertos aspectos de nuestras vacaciones como por ejemplo si toda la familia marchará junta, el periodo en el que lo haremos o el destino que hemos escogido.

La redes sociales como facebook o twitter nos permiten un nivel de comunicación con familiares y amigos que de otra manera sería muy dificil (y caro) de mantener pero por contrapartida, nos exponemos a que nuestra vida sea conocida “en tiempo real” por algunos “amigos” de nuestros “amigos” que ni tan siquiera conocemos y no sabemos qué pueden hacer con toda esta información. Mi recomendación es la siempre, usar el sentido común, que en muchos casos nos dará la pauta a seguir ante situaciones de este tipo.

Oscar Pin – Consultor TIC

Anuncios