Open Source

Open Source

Como os comentaba en mi primer post, uno de los objetivos de este blog es aproximar el mundo de las tecnologías de la información al colectivo de autónomos, pequeñas y medianas empresas de nuestro país. Esta aproximación la iré realizando comentando noticias y novedades que vayan apareciendo en los distintos medios de comunicación que leo de forma habitual. Existen dos aspectos importantes que procuraré destacar en cada uno de mis comentarios:  el primero es el impacto económico  que puede tener en nuestra empresa la adopción de nuevas tecnologías o la aplicación de ciertas políticas que se aplican o pueden aplicar en los departamentos TIC de una empresa. El segundo aspecto es ver cómo afecta en lo personal y social a los trabajadores de dichas empresas la implantación de nuevas tecnologías o el cambio en las políticas desplegadas por el departamento de sistemas.

Hace unos días la gacetaTecnológica publicaba un artículo muy interesante sobre la evolución de los sistemas OpenSource en las pequeñas y medianas empresas. En dicho artículo se comentaba que el 80% de pymes y el 63% de grandes empresas valoran el Software Libre en su estrategia empresarial.  A poco que nos paremos a realizar cuatro números empezaremos a ver el ahorro, en cuanto a licencias se trata, que tendremos si migramos nuestros sistemas basados mayoritariamente en soluciones de pago (tanto aplicaciones base, como aplicaciones de negocio o aplicaciones de usuario). Pero antes de pensar que hemos dado con la gallina de los huevos de oro deberíamos pararnos a pensar qué implica un cambio de tal magnitud en los sistemas de información de nuestra empresa. Es evidente que cada empresa es un mundo y dicho análisis no puede realizarse en una entra de un blog, pero sí que pueden introducirse algunos conceptos para hacernos una idea del alcance del proyecto:

  • ¿En qué niveles quiero implantar soluciones OpenSource?
  • ¿Tengo un inventario actualizado de mis sistemas de información y sus dependencias para hacer frente a un cambio de esta magnitud?
  • ¿Los proveedores TIC con los que habitualmente trabajo dan soporte bajo estos estándares?
  • ¿Que vinculación tengo con mis proveedores actuales de software y hardware?
  • ¿Será necesario realizar cambios en el hardware de la compañía?
  • ¿Podré seguir cumpliendo con los niveles de servicio pactados con las áreas de negocio de mi empresa?
  • ¿Como van a afectar estos cambios a las unidades de negocio?
  • Las soluciones OpenSource que debería implantar, ¿qué comunidad de respaldo tienen?¿hay soporte en mi idioma materno?
  • El equipo que compone el departamento TIC, ¿tiene formación suficiente al respecto?
  • ¿Será necesaria la ampliación del departamento TIC con nuevo personal?
  • ¿Qué coste tendría si el proyecto lo realizara una empresa de servicios?
  • ¿Tengo presupuesto para llevar a cabo el proyecto?
  • ¿Pueden solicitarse ayudas públicas?
  • ¿Tengo claro como defender el proyecto delante de la dirección de la empresa?
  • ¿Qué información y opinión tiene la dirección de la empresa sobre el uso de soluciones basadas en aplicaciones de código abierto?

Con estas preguntas ya podemos empezar a tener una idea de la complejidad del asunto que estamos tratando aunque esta complejidad nos vendrá marcada por el alcance que queramos dar al proyecto. Este alcance lo tendremos respondiendo sobre todo a la primera y segunda pregunta de la anterior lista: en función del nivel al que queramos bajar en la implantación de soluciones OpenSource y de la documentación que tengamos sobre nuestros sistemas de información definiremos un mayor o menor alcance del proyecto.

Mi recomendación: ser prudentes y lo más realistas posibles si todavía no hemos realizado ningún proyecto de este tipo. Una buena opción puede ser aprovechar la implantación de un nuevo servicio o el cambio de uno ya existente, y sobre todo  que no sea crítico para nuestro negocio, como prueba piloto en la adopción de sistemas opensource en nuestra empresa. De como se desarrollo esta prueba piloto dependerá en muchos casos que la empresa confíe en esta nueva política, por lo que es vital que el proyecto se gestione con la importancia que realmente tiene.

Oscar Pin – Consultor TIC

Anuncios